martes, 16 de julio de 2013

Carta para Su Majestad el Rey con motivo de su visita oficial a Marruecos

COMUNICADO DE LA ASOCIACIÓN PRO DERECHOS HUMANOS DE ESPAÑA

S.M. DON JUAN CARLOS I
REY DE ESPAÑA
Palacio de la Zarzuela

Majestad:

Con motivo del viaje oficial que realizará al Reino de Marruecos, los días 15,16 y 17 del presente mes de Julio del 2013, atendiendo a una invitación del Rey Mohamed VI de Marruecos, acompañado por el Ministro de Asuntos Exteriores Cooperación, así como por un importante grupo de empresarios y ex ministros, le solicitamos que los Derechos Humanos también sean parte de su agenda.

Majestad:

Los acuerdos comerciales e inversiones empresariales se efectúan entre personas con el fin de mejorar la vida de muchos ciudadanos y el mantenimiento de los puestos de trabajos correspondientes. Pero no permitamos que estos nobles objetivos nos alejen de la cruda realidad, y nos hagan olvidar  la situación en la que se encuentran miles de ciudadanos, cuyos derechos fundamentales son violados constantemente.

Desde la Asociación Pro Derechos Humanos de España, deseamos que transmita al Rey Mohamed VI de Marruecos, la continuada situación de vulneración de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental, que son consecuencia directa de la invasión del territorio, a través de los ilegítimos  “Acuerdos de Madrid”, firmados el 14 de noviembre de 1975.
Treinta y ocho años después de la firma de dichos acuerdos, comprobamos lamentablemente, el triste legado de los mismos: torturas y malos tratos, detenciones arbitrarias y desapariciones forzadas, asesinatos, ausencia de legalidad y derecho de defensa, represión de activistas y civiles saharauis, discriminación y violencia hacia mujeres y niñas, permanente uso de la fuerza para reprimir manifestaciones, o ausencia de libertad de expresión.

CONSIDERAMOS:

1.-  Decepcionante y reprobable, la complicidad de algunos miembros de la Comunidad Internacional, España incluida, que no debate ante el Rey de Marruecos los  incuestionables argumentos de legalidad internacional que deslegitiman  su consideración unilateral del  Sáhara Occidental, como parte de su territorio. Esta actitud irresponsable  favorece la cultura de la guerra,  la confrontación y constante violación de los derechos fundamentales de los habitantes de los Territorios No autónomos del Sáhara Occidental, el expolio de todos sus recursos, y menosprecia la lucha pacífica que los jóvenes saharauis realiza desde  la firma de los acuerdos de paz de 1991.

2.-  Vergonzoso e inadmisible que la misión de la ONU en el territorio (MINURSO) siga sin  poder actuar  ante cualquier flagrante violación de los Derechos Humanos, al carecer de facultades,  sin que pueda actuar  en defensa de los derechos inalienables de un pueblo sometido a una feroz invasión y posterior colonización. El  Consejo de Seguridad olvida sus responsabilidades en el ejercicio de la autodeterminación del pueblo saharaui,  y permite, sin embargo, que se deriven procesos militares tan injustos y arbitrarios como los celebrados en Raba, por un tribunal extraterritorial e incompetente para enjuiciar hechos fuera del Reino de Marruecos, según la propia doctrina y resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. 

3.-  Inaceptable el comportamiento de nuestro Gobierno, que presume de los avances de Marruecos en el ámbito de los Derechos Humanos, por ser consciente de las circunstancias en las que se ha desarrollado este juicio mediático militar, sometiendo a ciudadanos del  Sahara Occidental, precisamente a una jurisdicción estrictamente militar, con la disculpa de la comisión de actos de terrorismo. El único acto de terrorismo de Estado de crimen contra la humanidad, fue la invasión del Territorio No Autonomo del Sahara Occidental por parte de Marruecos, que asumió sin legitimidad internacional las funciones de Potencia Administradora, en contra del Art.73 / Cap. XI de la Carta de las Naciones Unidas.

4.-  La frase utilizada en los últimos años por la diplomacia española “Abogamos porque las partes se pongan de acuerdo y se consiga una paz, justa y duradera en el marco de Naciones Unidas,…” choca frontalmente con una realidad: la ilegitimidad de los “Acuerdos de Madrid”, origen del drama humanitario saharaui. Los amantes de la Verdad y del respeto de los Derechos Humanos nos oponemos a la legalización de la autoridad de Marruecos en el Territorio No Autónomo del Sáhara Occidental, y por tanto la permanencia del  “status quo” actual, en que Marruecos actúa impunemente, mientras que el pueblo saharaui soporta la injusticia diaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Quieres opinar? Me interesan tus comentarios :)